Home EL PAÍS 300 criminales asedian un pueblo de Guerrero para obligar a sus habitantes a unirse a ellos
0

300 criminales asedian un pueblo de Guerrero para obligar a sus habitantes a unirse a ellos

0
0

 

Ciudad de México.– Seis muertos, entre ellos una mujer y un niño, así como cuatro hombres adultos, era hasta anoche el resultado de un enfrentamiento entre unos 300 integrantes de un grupo de la delincuencia organizada y habitantes de Pueblo Viejo, municipio de Heliodoro Castillo (sierra de Tlacotepec), a donde los pistoleros habían intentado entrar desde el mediodía del jueves.

A partir de las primeras horas de ayer, los pistoleros habían cortado el servicio telefónico y la energía eléctrica como parte de las hostilidades a los habitantes, a quienes quieren presionar para que se unan a su grupo delincuencial que ya ha asumido el control de comunidades vecinas como Tecomazúchitl, Campo Morado, Barrales, Capulines y El Frío, informaron.

Después del mediodía de ayer sólo se pudo tener comunicación con un grupo de alumnas y sus padres del Colegio de Bachilleres, quienes desde la mañana del jueves salieron de Pueblo Viejo a Filo de Caballos para participar en un torneo de básquetbol y ya no pudieron regresar debido a que el grupo armado tenía cercado al pueblo y no dejaba entrar ni salir a nadie.

Las alumnas informaron que el viernes por la mañana sus familiares les avisaron vía telefónica que no regresaran porque el grupo armado mantenía tomado el pueblo. A partir de la mañana de ayer perdieron la comunicación telefónica, porque los delincuentes cortaron el servicio, la energía eléctrica e impedían la entrada del transporte público.

Demandaron la presencia de los militares y de la Policía Estatal para asumir la seguridad de la población y para reguardar la salida de quienes quisieran abandonar la localidad.

Denunciaron que desde la tarde del jueves realizaron llamadas a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), a la 35 Zona Militar, a la Marina, al 50 Batallón de Infantería y al servicio de emergencia 911, pero que hasta la tarde de este sábado ninguna corporación había acudido a prestar auxilio a la población.

Informaron que el grupo armado es encabezado por Juan Castillo Gómez, “El Teniente”, y Enrique Guzmán García, “El Zacra”, que pertenecen a un grupo delincuencial de Tlacotepec, que está bajo el control de Onésimo Marquina.

Un vecino denunció que se comunicaron vía telefónica, con el Presidente Municipal de Heliodoro Castillo, el priista Juan Pedro Salgado Román, y le pidieron que fuera intermediario ante las autoridades federales y estatales para que acudieran a auxiliar a la población, pero que el alcalde les dijo que ya se había comunicado al pueblo y que no había pasado nada. El reportero se comunicó vía telefónica con el alcalde pero no obtuvo respuesta.

El vocero en materia de seguridad del gobierno del estado, Roberto Álvarez Heredia, informó que a las 9:40 horas de ayer se recibió una llamada al servicio de emergencia 911 informando del enfrentamiento en ese pueblo.

Dijo que se comunicó con el director de Seguridad Pública del municipio de Leonardo Bravo, Arturo Pérez Romero, y le aseguró que no tenía registrado ningún incidente en ese pueblo. Álvarez informó que sin embargo, siguieron recibiendo llamadas de los habitantes y que un helicóptero de Seguridad Pública se trasladó a la zona y realizó sobrevuelos en la comunidad pero que no detectó nada irregular desde el aire y que por la falta de condiciones orográficas para aterrizar tuvo que regresar a la capital.

Informó que por instrucciones del Gobernador Héctor Astudillo, después del mediodía salieron por tierra elementos del Ejército y de la Policía Estatal, pero casi a las 8 de la noche, informó que no había recibido ningún reporte “de lo que encontraron o no encontraron”, pues desde la capital se hacen 10 horas de camino y que posiblemente aún no habían llegado.

Informó que desde el jueves varios habitantes de Pueblo Viejo no podían llegar y que se encontraban refugiados en La Guitarra en espera de que se tranquilizara la situación. Entre llantos, una mujer narró que ella no sabía nada de sus padres y de sus hermanos que se encontraban en Pueblo Viejo, “me dicen que hay muchos muertos y muchas casas quemadas”, dijo e insistió en que nadie del gobierno había acudido.

La fuente contó que vía radio escucharon que los sicarios que pretendían entrar al pueblo pedían que les entregaran al comisario municipal Tomás Lucena Barrera, de quien desconocían su paradero hasta la tarde de ayer sábado.

Pueblo Viejo ha sido objeto de ataques desde hace cuatro años por el grupo armado que encabeza Juan Castillo Gómez que pretende asumir el control del pueblo; según vecinos, el grupo de sicarios arremetió nuevamente debido a que los habitantes pretenden organizar su grupo de autodefensa.

Fuente: Sin Embargo

Deja un comentario

error: Contenido protegido!