Guillermo Padrés abandona el Reclusorio Oriente

Ciudad de México.- Guillermo Padrés Elías, ex Gobernador de Sonora, abandonó la prisión esta noche, después de que un Juez federaldecretara su libertad.

El ex mandatario no habló con los medios de comunicación. Abandonó la cárcel después de las 21:00 horas.

“Fue un preso por motivos políticos. Lo encarcelaron para compensar. La Procuraduría General de la República (PGR) fabricó una averiguación. Vivirá en la Ciudad de México”, dijo el abogado de Padrés Elías.

Integrantes de la Unidad de Seguimiento y Supervisión de Medidas Cautelares (UMECAS) entraron al Reclusorio Oriente para ponerle, una vez más, el brazalete electrónico.

Padrés había estado tras las rejas desde el 10 de noviembre del 2016. Se le acusa de lavado de dinero.

Este sábado, un Juez federal de Toluca aceptó las hipotecas de dos inmuebles para hacer efectiva la libertad bajo fianza de Padrés.

Los inmuebles son dos. Uno de 7 mil metros cuadrados, conocido como Rancho Tres Puertas, ubicado en Cananea, Sonora, y propiedad del suegro de Padrés. Su costo es de 31 millones 664 mil pesos.

El otro tiene un precio de 11 millones 783 mil pesos y es propiedad de José Arturo Dagnino Acuña, cuñado del ex Gobernador. Se localiza en el Fraccionamiento Centenario de Hermosillo y cuenta con un tamaño de 8 mil 800 metros.

Antes de Navidad del 2018, Padrés Elías dijo que “vivía un infierno en prisión” y le pidió ayuda a Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México.

Presidente de México.

“Señor Presidente, estoy seguro que usted no permitirá las viejas prácticas del PRI. Elevo la voz porque estoy seguro de que usted no permitirá que los que quedan del viejo sistema me sigan amenazando. No permitirá que me sigan matando día a día. Elevo la voz para pedirle que me ayude. Señor Presidente, le pido que me ayude y que me den mi libertad”, dijo en una grabación que su familia entregó al periodista Ciro Gómez Leyva.

Padrés dijo que se le acusó de delitos que no cometió y que negaron su derecho a un debido proceso. “Yo decidí enfrentar las acusaciones, sin evadir la justicia, confiado plenamente en el sistema judicial”, aseguró.

“Denuncio que me han negado mi derecho a un juicio imparcial. Soy un preso político. Vivo en el infierno en el que me tienen. Han acusado a mi familia y encarcelaron a mi hijo por más de 9 meses para presionarme a que yo acepte delitos que no cometí, y lo hicieron sin ninguna prueba. Querían que yo me implicara en delitos que no cometí. Presionaron y siguen presionando los jueces para que se me nieguen mis derechos, ya que hace más de un año he solicitado mi cambio de medida cautelar y me la siguen negando, aún cumpliendo con todo lo que marca la ley”, señaló.

El Partido Acción Nacional (PAN) señaló, en ese momento, que a Javier Duarte de Ochoa, César Duarte Jáquez, Roberto Borge Angulo, ex gobernadores priistas, no se les trató igual que a Guillermo Padrés Elías, investigado por el delito de lavado de dinero.

Fuente: Sin embargo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.