Suspenden 264 clínicas de cirugías estéticas por anomalías

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) dio a conocer que han sido suspendidas 264 clínicas en las que se practicaban cirugías estéticas, de un total de 510 en las que se detectaron anomalías.

En un comunicado, recomendó a la población que desee someterse a una cirugía estética, identificar que la clínica en cuestión cuente con la licencia sanitaria para llevar a cabo actividades de ese tipo.

Además que el médico tenga especialidad en cirugía plástica, que el título profesional del cirujano esté a la vista de las personas y que se cuente con un área quirúrgica separada y sin posibilidad de contaminación y acceso restringido, entre otras medidas para asegurar que no se ponga en riesgo la vida del paciente.

En ese sentido, la Cofepris informó que mantiene visitas de verificación a establecimientos que prestan servicios de cirugía y tratamiento estético, donde se ha detectado que algunos no cuentan con autorización sanitaria para prestar los servicios que promocionan.

Dicho organismo y el Sistema Federal Sanitario han verificado un total de cuatro mil 322 clínicas que prestan referidos servicios, de las cuales se han “identificando con anomalías a 510” y se han suspendido actividades en 264.

Los principales servicios que se ofrecen consisten en remodelación y reafirmación de abdomen, cirugía de rejuvenecimiento de párpados y resección de piel, implantes de busto o mamoplastía de aumento, además de otros, que se ofertan por diversos medios e Internet.

El organismo de la Secretaría de Salud alertó que dichos lugares carecen de las condiciones sanitarias adecuadas, que el personal no es profesional de la salud, pues carecen de estudios con validez oficial y de cédula profesional, o bien que los cirujanos plásticos no tienen certificados y/o recertificaciones de especialidad para realizar cirugías de ese tipo.

“Falta de aviso de funcionamiento o licencia sanitaria, medicamentos con fecha de caducidad vencida, equipo médico sin registro sanitario, no permitir acceso para constatar condiciones sanitarias, no presentar documentación que acredite el buen funcionamiento del establecimiento, así como contar con quirófano dentro del consultorio”, agregó.

Por ello, advirtió que las cirugías o tratamientos practicados en establecimientos con malas condiciones sanitarias y por personas no especializadas que incumplen con la legislación y normatividad en la materia vigente, pueden provocar riesgos graves a la salud de la población que acude a esos lugares “y en consecuencia el daño puede ser permanente o fatal”.

El organismo sanitario advirtió que se ha identificado un crecimiento en la prestación de servicios de cirugía estética a través de establecimientos o locales privados, sin que éstos cuenten con los avisos ni las autorizaciones sanitarias conducentes.

Fuente: Notimex

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.