Tus zapatos portan más bacterias que una taza de baño

Un estudio del profesor de microbiología de la Universidad de Arizona Charles Gerba reveló que después de dos semanas, los zapatos pueden guardar cerca de 420 mil bacterias, más que las que habitan en la taza del baño, menos de mil.

Los zapatos pueden tener en su exterior a algunos tipos de bacterias peligrosas que pueden causar enfermedades o infecciones como: meningitis, conjuntivitis, infecciones urinarias. Las tres más comunes son: Escherichia coli, vive en el intestino de animales o humanos que se da por contacto fecal; Klebsiella pneumoniae, que puede producir neumonías infecciones del tracto urinario y heridas abiertas; y Serratia marcescens, bacteria que puede provocar infecciones urinarias o conjuntivitis.

El estudio señala que la mayoría de las Escherichia coli no causan problemas; sin embargo, algunos tipos pueden producir enfermedades y causar diarreas bastante severas.

Mientras que las otras dos suelen atacar cuando el sistema inmune está débil y están generalmente involucradas en las enfermedades que ocurren en los hospitales.

Pero aunque suena muy ‘traumático’, según Gerbe, la probabilidad de que alguna de estas bacterias infecte a alguien es baja.

Aunque no hay que descuidar este tema, pues un estudio de Peer J-Life & Environment muestra que a diario convivimos con más de 12 especies distintas de insectos en nuestras propias casas. “En cada vivienda habitan entre 32 y 211 morfoespecies, de las que entre 24 y 118 son artrópodos. Los más comunes: insectos, mosquitos y escarabajos”, explica el análisis .

Además, los virus están en todos lados. Por ejemplo, las monedas tienen entre 23 mil y 255 mil bacterias y entre 11 y 377 colonias de hongos.

En algunos lugares del mundo, quitarse los zapatos es una regla básica, por ejemplo, en Japón, afuera de las casas hay una especie de zapatera que se llama genkan en la que se tienen que dejar antes de entrar a la casa y dentro se ofrecen unas pantuflas o sandalias especiales llamadas surippa con la finalidad de que la suciedad que traes en los zapatos no se quede en la casa.

Esta práctica la realizan en otro países del mundo como India, Turquía y Vietnam, no solo en casas, también en oficinas, escuelas, hospitales y restaurantes.

Fuente: El Financiero

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.