Caen más de 2.200 rayos en tres horas y provocan caos en una ciudad de EE.UU.

Los cielos de Seattle (EE.UU.) se iluminaron la noche de este sábado con una increíble tormenta eléctrica. Los fuertes rayos sacudieron el oeste de Washington durante tres horas, entre las 6 de la tarde y las 9 de la noche (hora local), generando destellos de luz brillante con fuertes estruendos que llegaban a durar 30 segundos.

Según el Servicio Meteorológico Nacional de Seattle, se estima la caída de 2.200 rayos. Con el fin de proporcionar una idea más clara de la intensidad de la tormenta, el organismo señaló que se registraron aproximadamente 440 rayos por hora y de 7 a 8 por minuto.

En vista de los pronósticos, las autoridades advirtieron a la ciudadanía que permanezca dentro de sus hogares o edificaciones resistentes para utilizarlas como resguardo. Además, se recomendó evitar la cima de montañas, árboles altos, campos abiertos y actividades acuáticas. «Cuando el trueno brame, vaya al interior de una casa», señaló la institución.

Publicidad

El fenómeno afectó principalmente a los condados de King, Snohomish, Skagit, Whatcom e Island con pequeñas caídas de granizo y fuertes lluvias. El temporal también ocasionó inundaciones en el área metropolitana de Seattle.

Los vuelos fueron desviados para evitar el impacto de los rayos y miles de hogares quedaron sin energía después de que las líneas de electricidad y los transformadores fueran golpeados por las descargas. «No vemos este tipo de clima muy a menudo», afirmó Art Gaebel, especialista del Servicio Meteorológico Nacional en Seattle.

La intensa tormenta provocó un retraso por «clima extremo» en un partido de fútbol en el estadio Husky, pues un rayo cortó la electricidad del establecimiento. Sin embargo, más tarde los equipos de la Universidad de Washington y la Universidad de Berkeley salieron al campo de juego. Otros eventos como la Feria del estado de Washington también se vio obligada a cerrar temprano.

Fuente: RT

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.