Buen Fin, un mecanismo de irracionalidad engañoso, sugiere economista

Jorge Briones / Agencia Informativa Alor Noticias

Xalapa, Ver. 13 de noviembre 2021.- El Buen Fin es un ejercicio de irracionalidad engañoso, sólo ayuda a la economía del sector terciario, la mayoría de los consumidores compran cegados por falsas percepciones de beneficio. En medio de una crisis económica, el Buen Fin está lejos de ayudar a la ciudadanía, endeudarlos no es la solución, sugieren economistas.

De acuerdo con el especialista, Hilario Barcelata Chávez, Coordinador del Observatorio de Finanzas Públicas y Desarrollo Regional de la Universidad Veracruzana, en las ofertas del Buen Fin existen tres factores que llevan al consumidor a caer en una especie de círculo vicioso para gastar de más.

La primera de ellas es la percepción de escasez, la persona cree que si no compra cierto artículo o no adquiere determinado servicio se acabará y no volverá a estar disponible en mucho tiempo. La segunda tiene que ver con la percepción de oportunidad perdida, la persona cree que dejará escapar una opción única que no se repetirá.

La tercera está relacionada con las compras innecesarias, invertir mucho tiempo en buscar cierto artículo o servicio nos lleva a adquirir casi de manera inconsciente cosas que no estaban planeadas desde un principio, generando más gastos de los previstos.

“La percepción de escasez, ventas sujetas a existencias, percepción de un costo de oportunidad perdido, ofertas validas por un tiempo breve, irracionalidad, maximizar el tiempo al comprar”, indicó el especialista.

Los economistas sugieren que una persona económicamente activa debe endeudar hasta un 30 por ciento del ingreso neto mensual que percibe, para no arriesgar egresos, un endeudamiento mayor a lo que se percibe al mes ocasiona un daño serio en la economía personal.

“Uno debe endeudarse hasta un 30 por ciento del ingreso disponible que tiene mensualmente, nuestros comunes y de ahí el 30 por ciento me endeudaría para que podamos pagar cómodamente sin tener que sacrificar otros gastos”, señaló.

De acuerdo con el especialista, endeudarse adquiriendo productos o servicios a mensualidades sin intereses es un arma de doble filo, porque los pagos son acumulativos, y si se generan varios, podrían exceder el 30 por ciento de las ganancias mensuales que se recomienda designar para deudas.

“Tener mucho cuidado con los meses sin intereses porque son pequeños montos que vamos a pagar en un producto que compremos de precio alto, juntamos cinco o seis compras pero ya juntos representa un costo muy elevado”, puntualizó.

El Buen Fin lejos de reactivar la economía, genera más ciudadanos endeudados, puesto que es la población económicamente activa generalmente de la clase media es la que acostumbra a realizar gastos en cadena cuando se presentan supuestas ofertas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.