Con honradez familia en Jáltipan lleva 32 años recolectando y trabajando de la basura

Alejandro Toral/ Agencia Informativa Alor Noticias

Jáltipan de Morelos, Ver 03 diciembre 2020.- Toneladas de basura llegan diariamente al basurero del Municipio de Jáltipan al sur de Veracruz , ubicado a un costado de la
carretera que conduce al poblado de  Coacotla en Cosoleacaque. Allí se pueden observar miles de desechos que se encuentran expuestos al aire libre y que por años son consumidos por el fuego.

Entre olor a putrefacto , plástico quemado, animales muertos y zopilotes carroñeros hay vida humana. A menos de 2 kilómetros de distancia, vive un familia conformada por más
de 10 integrantes , que han logrado sobrevivir recolectando desechos todos los días para poder sustentar su hogar. Así es la vida diaria de la familia Abelino Sacarías.

La jornada comienza a las 6:00 am, para evitar que los intensos rayos del sol pueda agotarlos. Él es parte de los recolectores de basura que se adentra entre miles de desechos de cartón, plástico , vidrio y lo que pueda encontrar a su paso.

Entre la inmensa cantidad de basura, se escucha el zumbido de miles de moscas que las puedes sentir rosando tu cara y brazos.

Doña Florentina lleva 32 años de pepenadora y explica que este trabajo  ha sostenido a su familia durante todo ese tiempo; hijos, nueras y nietos han crecido a la par. Viven de lo que par algunos ya no sirve.

El trabajo de esta niña y su madre es recoger botellas de pet y carton , sin importar el intenso calor.

En medio de lo que ocupan para vender, recogen frutas o verduras que sirven para   alimentar a sus animales. Estos alimentos son de supermercados que ya no las pudieron vender.

La señora Florentina se apresura a subir todo y llegar a casa. El calor los ahuyenta
de esta zona pues tienen que salir  antes que la temperatura suba.  Su hogar esta a un kilometro y medio, el desayuno debe estar listo para retomar fuerzas y regresar.

Con la esperanza de llevar algo a su hogar va de prisa con un gorra de un partido
politico, una sandalias casi desgastadas, pero con mucho entusiasmo de ganarse el pan de cada día.

“Hay personas que se espantan de lo que somos , pepenadores , pero de esto
vivimos y gracias a Dios nunca nos hemos enfermado” relata Florentina

El basurero sigue esperando a esta familia todos los días , con el mismo panorama , contaminación, plagas de moscas, animales putrefactos y los peores olores que puedas imaginar. Esta es la cruda realidad que viven una familia que por 32 años han sabido adaptarse para sobrevivir y tener una vida “digna”.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.