Duarte, en Seido: Yunes es “como ‘El Chapo’ Guzmán”; dice que bajó 34 kilos, pero “no es por estrés”

image_7-1

Ciudad de México, 5 de agosto de 2016.– El Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, arribó al medio día de este viernes a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) para presentar una denuncia en contra de su sucesor Miguel Ángel Yunes Linares, a quien acusa de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

Duarte dijo a SinEmbargo que ha bajado 34 kilos, pero “no por estrés”.

Pasadas las 12 horas, el mandatario salió de las instalaciones de la Seido, ubicadas en la colonia Guerrero en la Ciudad de México, para formalizar su denuncia penal en contra de quien será el próximo Gobernador de Veracruz.

Al salir, informó a los medios que presentó documentación que acreditaba la existencia de 26 propiedades pertenecientes a Yunes,“que se están demostrando en este momento, y que repito vienen acompañadas con las escrituras que demuestran la propiedad”.

Tras ser cuestionado sobre la advertencia que Yunes Linares ha hecho en más de una ocasión de que lo llevará a prisión, el mandatario veracruzano arremetió:

“Yunes Linares no tiene calidad moral, es como si lo dijera ‘El Chapo’ Guzmán, es un delincuente, el señor es un gánster, repito, es un hampón, todo lo que diga Yunes Linares no tiene ninguna autoridad ni calidad moral”.

E incluso consideró que el Gobernador electo debe abandonar el puesto, pues reiteró, “no tiene calidad moral para representar a la sociedad veracruzana”.

Y aseguró que él es el primer interesado en que se lleve a cabo una investigación a cualquier funcionario público, incluyéndolo a él.

“No debo nada, no temo nada […]. Estoy abierto a que se haga cualquier tipo de investigación en lo que se refiere a mí y a mí familia porque no tengo ninguna acción que tenga una consecuencia política”, dijo.

Cuestionado por el desfalco a las arcas de la entidad, que tras su administración aseguró que dejará un Veracruz “con una inversión como nunca antes, un Veracruz que se ha avanzado en el empleo”.

Agregó que el recurso legal “No es ninguna venganza, es un derecho para demostrar y darle claridad de quién es este sujeto”.

El pasado 1 de agosto, Duarte de Ochoa había presentado esa acusación en la Fiscalía General del Estado. Ese día, acompañado de diversos funcionarios estatales, alcaldes y diputados locales y federales, el Gobernador veracruzano dijo que el panista uenta con 16 propiedades a título personal y de sus familiares, además de empresas registradas en diversos puntos del territorio nacional.

Duarte denunció a Yunes por las propiedades mencionadas, que en su conjunto comprenden un valor estimado de 50 millones de pesos y con una extensión territorial aproximada de 50 mil metros cuadrados, “tan sólo en el estado de Veracruz”, aunque de acuerdo con Duarte, el panista tiene “propiedades en otros puntos de la geografía nacional y en el extranjero”.

La denuncia se dio luego de que Miguel Ángel Yunes demandara al priista el pasado mes de abril por haber acumulado más de 25 propiedades con un valor superior a los 3 mil millones de pesos, mediante prestanombres. Yunes pidió que la indagatoria de la PGR al Gobernador de Veracruz también sea extendida a Estados Unidos y España.

Yunes Linares informó, el pasado 5 de julio, que sus abogados sumaron dos acusaciones en contra de Duarte por el desvío de recursos públicos. La primera acusación fue presentada ante la Fiscalía de Lavado de Dinero de la PGR y refiere al uso de recursos del erario para la compra de bienes en el país y en el extranjero por parte de los operadores de Duarte.

La segunda delación fue presentada ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT) y denuncia un caso de evasión fiscal, en el que supuestamente 22 “empresas fantasmas” fueron creadas al inicio de la administración de Duarte para justificar pago de contratos por 654 millones de pesos.

En tanto, la crisis que enfrenta el mandatario veracruzano se recrudeció ayer con la renuncia de su Secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, quien dejó el cargo tras ser exhibido por poseer al menos 19 inmuebles en México y Estados Unidos, y ser socio o dueño de 24 empresas de giros diversos. Yunes Linares ha señalado a Bermúdez como el brazo derecho de Javier Duarte y quien presuntamente encabeza las operaciones de lavado de dinero en el Estado.

Documentos de la oficina de impuestos de Houston, en poder de Reforma, revelaron que otras casas asentadas en zonas exclusivas de los condados de Harris y Montgomery aparecen a nombre de la esposa de Bermúdez, Sofía Lizbeth Mendoza Hernández; de su hermano Miguel Ángel Bermúdez Zurita, y de sus sobrinos Jesús Gabriel Bermúdez González y Gerardo Bermúdez González.

De acuerdo con el diario de circulación nacional, también aparecen dos presuntos testaferros de nombres, Alan Israel Romahn Mendoza y Roberto Esquivel Hernández, este último identificado como socio del titular de la SSP y quien figura con distintos papeles como apoderado legal de las empresas de las cuales son propietarios los familiares del Jefe de la Policía de Veracruz, dedicadas al ramo inmobiliario, construcción de obra civil, hotelería, restaurantes, capacitación, entre otras.

Reforma mencionó que las propiedades que adquirió Arturo Bermúdez Zurita, titular de la SSP de Veracruz en Texas, están cercanas a las que posee su esposa, su hermano y dos de sus sobrinos y, casualmente, todas fueron compradas después de 2012.

Las propiedades vinculadas a Bermúdez se suman a las más de 40 casas ligadas al Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, asentadas también en Houston cuyo valor suma unos 20 millones de dólares.

Entre los presuntos dueños de las viviendas vinculados con el Mandatario figuran su esposa Karime Macías Tubilla y colaboradores como Mónica Macias Tubilla, Maria Virginia Yazmín Tubilla Letay, Salomón Mansur Cohen, Claudia Manzur de Rosete, José Jaime Rosete González, José Antonio Bandín Ruiz y José Antonio Mansur Beltrán, entre otros.

Por su parte, el Gobernador electo, Miguel Ángel Yunes, advirtió ayer, en entrevista con SinEmbargo, que en cuanto llegue al poder, lo primero que hará será instruir a las instancias de procuración de justicia para llamar a cuentas al ex Secretario de Seguridad Pública Arturo Bermúdez Zurita, y al Gobernador saliente, Javier Duarte de Ochoa.

El panista también aceptó la probabilidad de que los funcionarios señalados puedan huir: “De huir sí, pero el mundo cada vez es más chico y vamos a ir por ellos”, afirmo.

Fuente: Sin Embargo

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.