Gobierno federal engaña a productores de Veracruz por compra de terrenos

JORGE CÁCERES

Coatzacoalcos, Ver.-Ejidatarios de la comunidad de 5 de Mayo de Coatzacoalcos fueron defraudados por el Gobierno Federal que les obligó a vender todo su hato ganadero con la promesa de que les iba a comprar sus hectáreas de pastizales para que se instalara el parque industrial de la Zona Económica Especial.

El Gobierno Federal a través del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales de la Secretaría de la Función Pública les amenazó que si no vendían sus terrenos, entonces serían expropiados por la Federación y al final no recibirían pago alguno.

Los ejidatarios, por temor, decidieron firmar un contrato de compra-venta de sus terrenos con la promesa de que la Federación les pagaría 1.5 millones de pesos por hectárea para que ahí se instalara la Zona Económica Especial de Coatzacoalcos.

Sin embargo, el Gobierno Federal no compró todos los terrenos; solamente una parte de los ejidatarios enajenaron sus bienes y otro grupo de campesinos se quedaron sin nada ya que habían vendido todas sus pertenencias porque supuestamente tenían que entregar el predio tras la compra-venta.

De acuerdo a Gabina Malpica Vázquez, quien es comisariada ejidal de 5 de mayo, en total son 14 ejidatarios que no quedaron contemplados en la acción de compra-venta de los terrenos para el asentamiento del parque industrial de la Zona Económica Coatzacoalcos.

“El contrato de compra-venta era de que íbamos a vender todos, pero a la mera hora el Gobierno Federal nada más compró la mitad de los terrenos, unas 250 hectáreas; y la otra parte, 180 hectáreas, nos quedamos sin compra-venta. Y ya no vinieron, ya no se acercaron. Se paró nuestra compra-venta”, lamentó la comisariada ejidal.

La productora agropecuaria asegura que estos ejidatarios que no resultaron favorecidos con la compra-venta quedaron con afectaciones en sus intereses, ya que habían vendido sus animales con tal de entregar limpios los terrenos.

“Incluso nos cambiaron de uso de suelo porque nos dijeron que iban a comprar nuestros terrenos y hasta hoy no se han aparecido por acá. Son 14 ejidatarios afectados, de un total de alrededor 180 hectáreas”, explicó la campesina.

“Vendimos todos nuestros animales porque ellos dijeron que si no vendíamos que el Gobierno iba a expropiar, que era ya que teníamos que desocupar porque ellos ya venían a pagarnos y hasta el día de hoy no se han presentado, esto hace más de 2 años”, recordó.

“Hay un contrato de compraventa, ellos nos pusieron el contrato a manera de ellos y a conveniencia de ellos, todos nosotros lo aceptamos porque la amenaza era de que vendíamos o nos expropiaban”, expuso.

“Tuvimos que malbaratar nuestras cabezas de ganado, porque ya queríamos vender los terrenos. Y todavía estamos a la espera que el Gobierno nos responda”, dijo Gabina Malpica.

Fue el Gobierno Federal a través del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales de la Secretaría de la Función Pública, el que hizo las negociaciones para comprar los terrenos en el ejido 5 de mayo, con la representación de Luis Fernando Morales Núñez, quien es director general de Patrimonio Inmobiliario Federal de dicho Instituto.

El fue el funcionario federal que los engañó diciéndoles que si no vendían su terreno entonces serían expropiados y sin recibir pago alguno por parte del Gobierno Federal. Por eso tuvieron que malvender sus cabezas de ganado y al final se quedaron sin nada: finalmente la federación no les compró sus hectáreas.

Ahora los ejidatarios que no resultaron favorecidos con la compra-venta tienen una severa lesión en sus finanzas porque sus terrenos ya quedaron tipificados bajo uso de suelo industria, cuando antes era agrícola-ganadero-por lo que el impuesto predial aumentó.

Hasta el año pasado, pagaban solo 700 pesos por impuesto predial pero ahora se incrementó a 23 mil pesos debido a que ya son hectáreas con uso de suelo industrial por lo que subió el valor catastral.

“El Gobierno Federal nos dijo que nos esperáramos, que el Gobierno Federal ya no nos iba a comprar, que los que nos iban a comprar iban a ser empresas particulares, pero tampoco ha habido nada”, lamentó la comisariada ejidal.

En total son 180 hectáreas de una parte del ejido 5 de Mayo que no adquirió como parque industrial el Gobierno Federal a través del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales de la Secretaría de la Función Pública.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.