IMSS exhorta a la población a prevenirse de los cambios bruscos de temperatura

Foto: Ilustrativa

Ante este temporada húmeda debido a las constantes lluvias y los cambios bruscos de temperatura, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) llama a la población a aplicar medidas preventivas para evitar infecciones respiratorias agudas especialmente entre población en riesgo como los llamados extremos de la vida, es decir niños menores de cinco años y adultos mayores, pacientes diabéticos, hipertensos, asmáticos, oncológicos o con enfermedades crónicas.

El jefe de prestaciones médicas en Veracruz Sur Carlos Alberto Flores Aguilar, dijo que son variados los agentes causales de las infecciones respiratorias aguadas, sin embargo los  síntomas son similares “se trata de enfermedades propias de la temporada, ante las cuales la institución se encuentra preparada tanto en insumos como medicamentos y acciones de prevención y control”.

Explicó que en esta temporada en la institución se tienen filtros sanitarios en las unidades médicas y hospitalarias, que consiste en la aplicación de alcohol en gel en manos a quien ingrese, limitar el número de acompañantes cuando un usuario recibe atención, uso de cubre bocas en quienes presenten sintomatología, orientación sobre el correcto lavado de manos y la aplicación de medidas de protección entre el personal.

Aunado a ello, está lo que cada persona puede hacer para prevenir la presencia de estas enfermedades, como son evitar los cambios bruscos de temperatura, no permanecer por tiempos prolongados con la ropa o calzado húmedos, no exponerse a corrientes frías durante la noche, alimentarse adecuadamente, mantenerse hidratado, no saludar de beso o mano, protegerse con el antebrazo al toser o estornudar; no acudir a lugares muy concurridos o de escasa ventilación, aplicar la técnica del lavado de manos y uso de alcohol gel, entre otros.

Las recomendaciones que emite el IMSS se extienden a familiares con pacientes hospitalizados en alguna de las unidades médicas a quienes se sugiere lavarse muy bien las manos con agua y jabón antes y después de tocar al paciente, posterior a su aseo o al ayudarlo con sus necesidades y no saludar de mano o beso a familiares de otros enfermos.

Recomienda el entrevistado a quienes presentan síntomas de infecciones aguadas, acudir a consulta médica dentro de las primeras 48 horas de la aparición de síntomas para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuado, en especial los pacientes considerados en riesgo como hipertensos, diabéticos, personas con obesidad, asmáticos, niños, adultos mayores y en general con las defensas bajas, ya que el padecimiento puede evolucionar y desarrollar complicaciones como neumonía, “debe evitarse la automedicación”.

Finalmente, reconoció que en esta temporada las infecciones respiratorias tienden a incrementarse, de ahí la importancia de que la población se proteja adecuadamente para evitarlas, al igual que sus complicaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.