Jacobo muestra señas de vida, le quitan la respiración artificial

Heidi Castellanos/Agencia Informativa Alor Noticias

Veracruz, Ver. 28 de junio 2021.- Esta mañana, médicos del Hospital Infantil del Puerto de Veracruz le retiraron la respiración artificial a Jacobo, el pequeño de 7 años que sufrió un envenenamiento junto a su hermanita, tras ingerir un pedazo de pan en la comunidad San Antonio, municipio de San Pedro Soteapan.

El viernes, este pequeño fue trasladado vía aérea al hospital y su estado de salud era reportado grave, tras varios días inconsciente ayer despertó cuando escucho la voz de su mamá.

Para su familia se trata de un “milagro”, ya que su hermanita de 5 años murió, en tanto para los médicos significa un gran avance en su recuperación, aunque sigue su estado de salud continúa siendo reportado como grave.

“Había un pronóstico reservado, sigue en terapia intensiva, sigue estando crítico, pero ayer la señora entró a verlo, el niño intubado, todavía sin despertar y empezó a hablar con él, a decirle que siguiera peleando por su vida y lo mucho que lo amaba y el niño despertó.

Como el niño se empezó a desesperar, lo sedaron y estuvo toda la noche sedado. Ya hoy le quitaron el respirador y el niño ya despertó, son buenas noticias, es un buen pronóstico, está sucediendo el milagro”, detalló Maritza Mijares, quien acompaña a la familia.

Fue el pasado jueves cuando los niños de 7 y 5 años estaban jugando en el patio de su casa, al medio día encontraron el pedazo de pan y se lo comieron, segundos después presentaron síntomas como mareo, vómito y convulsiones, Adriana murió y Jacobo sigue aferrándose a la vida.

La Fiscalía General del Estado (FGE), ya investiga este hecho para determinar quién o quiénes son los responsables, pues la familia cree que alguien quiso envenenar a su perro, ya que semanas antes la mascota ingirió comida con veneno, aunque lograron salvarlo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.