Mexicanos desarrollan pruebas para la detección oportuna de glaucoma

Ciudad de México.- En el mundo, 80 por ciento de la ceguera irreversible es el glaucoma, de esa proporción, 85 por ciento de los casos se pudo haber evitado mediante una detección temprana, explicó el especialista de la Asociación Para evitar la Ceguera en México, Jesús Jiménez.

Publicidad

En conferencia de prensa para dar a conocer algunos aspectos de biomarcadores diagnósticos para el glaucoma, así como para difundir la campaña de salud visual “Ve por tus ojos”, abundó que en México, de acuerdo con al menos tres estudios estadísticos, la prevalencia del glaucoma es de entre 2.0 y 4.0 por ciento.

Ello, detalló, se traduce en un costo anual aproximado de 17 mil pesos; sin embargo, existe evidencia de que este padecimiento afecta a una mayor parte de la población de menores recursos, quienes pueden llegar a destinar hasta 60 por ciento de sus ingresos para la atención del glaucoma en estadios avanzados.

Precisó que en Latinoamérica se tienen pocas estadísticas referentes al impacto del glaucoma. Brasil y México son los que han destacado el costo del padecimiento; sin embargo, esta enfermedad representa uno de los aspectos más relevantes de discapacidad visual en Latinoamérica.

La especialista de la Facultad de Medicina de la UNAM, Francisca Domínguez, señaló algunas de las maneras de realizar un diagnóstico adecuado de esta enfermedad, que consiste en la evaluación del nervio óptico, para lo que se requieren un estudio ocular completo que incluya una tomografía de coherencia óptica, toma de presión intraocular y estudio de campos visuales, por mencionar algunos.

Indicó que aún existen limitaciones debido a que las personas no manifiestan síntomas de glaucoma, por lo que se le tipifica como “el ladrón silencioso de la vista”, por lo que recomendó hacer evaluaciones anuales completas a partir de los 40 años de edad.

Al dar a conocer algunos aspectos de la campaña de salud visual “Ve por tus ojos”, instrumentada por el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), reveló que los estudios actuales detectan cuando ya existe daño en el nervio ocular, por lo que coincidió en la importancia de detectar este padecimiento a tiempo.

Expuso que el uso de biomarcadores diagnósticos pueden ser una alternativa de detección temprana. Mediante esta campaña y otros esfuerzos, se realizan estudios de validación en poblaciones grandes para alrededor de 50 biomarcadores diferentes que puedan dar cuenta de este padecimiento mediante estudios de sangre.

Dijo que la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) participa de manera interinstitucional con el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), con la Asociación para Evitar la Ceguera en México y el INR, para realizar el proyecto de validación de biomarcadores serológicos proteicos para el diagnóstico del glaucoma primario de ángulo abierto, que es la forma más común de este padecimiento.

En tanto, el especialista del Instituto Nacional de Medicina Genómica, Juan Pablo Reyes, explicó que se trata de buscar biomarcadores proteicos, los cuales se encuentran en muestras de acceso sencillo, como es la prueba de sangre.

Al respecto, manifestó que existen diversos tipos de biomarcadores, pero el énfasis del protocolo de la investigación que se efectúa es hacia la proteónica, con la finalidad de que sea utilizada para la realización de pruebas clínicas para hacer diagnóstico y evitar esperar hasta la manifestación de la enfermedad.

“Lo que queremos es tener una prueba diagnóstica que tenga la suficiente sensibilidad y especificidad, y que podamos llevarla a las clínicas y hacia un diagnóstico temprano”, dijo.

En cuanto a la campaña “Ve por tus ojos”, que inicia el 29 de enero próximo y concluye el 28 de febrero de este año, se espera la participación de al menos 500 personas para determinar la prevalencia del glaucoma, así como la validación de los biomarcadores antes mencionados.

Jiménez Román agregó que la detección temprana del glaucoma deriva en mayores posibilidades de conservar una buena visión.

Abundó que algunos de los factores de riesgo que intervienen en la evolución de esta enfermedad son los antecedentes familiares, hipertensión ocular y tener más de 60 años, por lo que puntualizó que las personas deben acudir al oftalmólogo en caso de presentar algunos de estos aspectos.

Fuente : Notimex

Deja un comentario