Muere en la cárcel joven que asesinó a su compañero de clases

Un joven que fantaseaba con ser un asesino en serie y mató a su compañero de clase, murió en una prisión estadounidense por una posible sobredosis de drogas

Se trata de Michael Hernández, de 31 años, quien cumplía una condena de cadena perpetua por el asesinato en 2004, de su compañero de colegio Jaime Gough, de entonces 14 años de edad, en una prisión del condado de Columbia, en Florida, murió.

El hecho fue confirmado por el Departamento de Correcciones del estado, detallando que falleció por una posible sobredosis de drogas, tras ser declarado formalmente muerto en un centro médico de la ciudad de Lake City, ubicado cerca de la cárcel.

Fuente:Telemundo/foto: Twitter/doh

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.