Nos leyeron la mente. Parlamento Veracruz. Juan Javier Gómez Cazarín.

Diputadas y diputados locales electos de diferentes puntos del país nos reunimos la semana pasada con nuestra dirigencia nacional en la Ciudad de México, la que encabeza Mario Delgado Carrillo.

Fue una alegre reunión de amigas y amigos, de felicitarnos mutuamente, de intercambiar mensajes de aliento y de compartir nuestra visión del mucho trabajo que tenemos por delante.

Pero no fue un festejo, sino una reunión de trabajo y una ocasión muy seria para reiterar de forma expresa y sin la menor sombra de duda nuestro apego ideológico con la Cuarta Transformación del país.

Como parte de este ejercicio de confirmación dogmática fuimos respetuosamente invitados a firmar una Carta Compromiso con la Cuarta Transformación. No era a fuerza, pero todas y todos quisimos firmarla.

Quien haya redactado el documento parece habernos leído la mente a las y los legisladores electos veracruzanos que acudimos a esa reunión.

Hasta daban ganas de firmarla dos veces, tres veces, muchas veces. ¿Por qué? Porque el documento de apenas una página condensa palabra por palabra el sentir que nos mueve.

Reseña de manera precisa la línea de conducta que hemos seguido en Morena los últimos dos años, siete meses y 23 días de la actual Legislatura local en Veracruz.

Y, como dos caras de una moneda, el manifiesto describe a la perfección lo que ha sido una exigencia del pueblo –esa sí desde hace muchísimos años- respeto a la conducta de sus representantes populares.

No voy a copiar completa la Carta, pero algunos de sus párrafos dicen:

“Me comprometo a regir mi conducta conforme a los Principios éticos y el Programa de Morena”.

“Me comprometo a no mentir, a no robar y a no traicionar”.

“Fomentaré que se reduzcan las desigualdades entre los que más tienen y quienes menos poseen. ¡Primero los pobres!”.

“Me comprometo a erradicar la corrupción y los privilegios en los ámbitos de mi cargo”.

“El ejercicio del Poder sólo tiene sentido cuando se pone al servicio de los demás. Me comprometo a mandar obedeciendo”.

Por eso nadie titubeó ni le tembló el pulso para firmarla. Por eso todas y todos vamos a estar pendientes de que nadie se extravíe de ese camino.

*Diputado local. Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.*

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.