Organización Panamericana de la Salud reporta alza en casos de malaria

Ciudad de México.- La Organización Panamericana de la Salud (OPS) reveló en un reporte difundido hoy un incremento en los casos de malaria en varios países de América Latina reportados en 2017 respecto al año anterior, en particular en Venezuela, Brasil, Ecuador, Nicaragua y México.

Publicidad

Cuba y Costa Rica notificaron a su vez casos autóctonos, en tanto que Honduras registró casos de malaria en un área donde no se tenían reportes recientes, indicó la OPS, brazo regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este repunte mantuvo la tendencia al alza registrada en la región desde 2015, cuando se revertió el descenso sostenido en el número de casos de malaria que América Latina venia experimentando desde 2005, precisó el informe.

El mayor número de casos fue reportado en Venezuela, donde el Centro Nacional de Enlace para el Reglamento Sanitario Internacional (CNE) notificó 319 mil 765 casos el año pasado, contra 240 mil 613 en 2016.

La OPS destacó que el número de casos notificados en 2017 fue muy superior a la media anual registrada en los últimos 29 años en la nación sudamericana.

En Brasil, el Centro Nacional de Enlace para el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) dio cuenta de 174 mil 522 casos de malaria entre enero y noviembre de 2017, la mayoría en la zona amazónica, en contraste con los 117 mil 832 de 2016.

Nicaragua fue el tercer país de la región por número de casos, con 10 mil 846, frente a los seis mil 209 de 2016, seguido por Ecuador, donde las autoridades sanitarias reportaron mil 279 casos, en contraste con los 926 confirmados en 2016.

México se situó en quinto lugar, donde la Secretaría de Salud confirmó 704 casos de malaria, 27 por cento más que los 514 que fueron reportados en 2016, con mayor incidencia en los estados de Chiapas, Chihuahua y Tabasco.

La OPS recordó que a inicios de 2017 alertó a los países de la región sobre el riesgo de ocurrencia de brotes, aumento de casos y defunciones en áreas endémicas, así como el posible resurgimiento de la enfermedad en áreas donde se había interrumpido la transmisión.

Además, enfatizó que los logros alcanzados hacia la eliminación de la enfermedad en la región podrían verse comprometidos si no se mantenían o fortalecían las acciones de vigilancia y control de la enfermedad.

“Si bien los Estados Miembros realizaron esfuerzos en respuesta a dicha alerta, el incremento de casos durante 2017 denota la persistencia de los condicionantes y brechas en la respuesta”, señaló, e instó a fortalecer acciones de vigilancia y control, detección temprana, diagnóstico oportuno e inicio inmediato de tratamiento.

Fuente : Notimex

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.