Tiene cáncer agresivo y el IMSS no le da cita para empezar con sus quimios

Ana Patricia Reyna/ Agencia Informativa Alor Noticias

29 de junio 2021.- Hace un mes le detectaron un cáncer agresivo a la señora Claudia Patricia Arevalo Ramos de 48 años de edad, incluso se ha extendido a otras partes del cuerpo.

Ella se encuentra en fase cuatro de un cáncer que podría ser nasosinusual, es decir en las fosas nasales abarcando la faringe, pese a esto en el hospital 36 del Instituto Mexicano del Seguro Social no le han agilizado la fecha para iniciar su tratamiento de quimioterapias.

“El diagnóstico fue carcinoma neuroendocrino de células pequeñas con primario desconocido que esto es una metástasis del cáncer original, no se sabe dónde está el cáncer, se descartó ya cáncer pulmonar, todo parece indicar que es de la nariz, oídos y garganta”, reveló.

Y es que a pesar de la urgencia de su expendiente le pusieron fecha hasta el 8 de julio para que pudiera viajar a Córdoba por la hoja de planeación de su tratamiento y empezar con las quimios que podrían ser hasta 10.

“Se me hace tonto dejar tanto tiempo pasar para ir por una hoja en la que me van a decir qué medicamento me van a dar, luego regresar aquí a Coatza y darme fecha de la quimioterapia, es una pérdida de tiempo cuando el doctor Terrazas fue completamente estricto diciéndome ‘tú no puedes esperar porque tienes los días contados’ ”, reveló.

Sin embargo para ella los días son cruciales porque los tumores crecen rápidamente y le están oprimiendo la garganta, por lo que le cuesta trabajo comer y respirar.

Fue el 28 de mayo que le dieron el diagnóstico y en un mes su cuerpo ha cambiado drásticamente.

“Como he cambiado de abril acá todo esto ha cambiado y crecido de una manera increíble, todavía hablo pero hay días que me levanto y no puedo articular palabra, la traquea y garganta es lo que más se está comprometiendo porque comprime la tráquea con el esófago”, dijo.

La señora Claudia es repostera, tiene dos hijos, uno ya se casó y el otro vive con ella de apenas 10 años, es madre soltera y ella vivía de las ventas de sus pasteles; desde abril dejó de trabajar porque ya se sofocaba demasiado sin imaginar que un mes después le detectarían esta terrible enfermedad.

Pese a esto ella se aferra a la vida.

“Tengo una nieta en Tampico y está mi hijo en mi mente, jamás ha estado el morir, soy muy fuerte y mi gente emprendedora lo sabe, morir no está en mis planes, el que me diga el doctor tengo los días contados Dios tiene la última palabra pero yo haré lo humanamente posible”, agregó.

De acuerdo al especialista el cáncer tiene cerca de 5 años con ella pero al ser silencioso no lo detectó a tiempo, además es tan inusual que solo les da a cinco en un millón de personas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.