Vende chicharrones y palomitas para costear la rehabilitación de su hijo quien tiene parálisis cerebral

Ana Patricia Reyna / Agencia Informativa Alor Noticias

Coatzacoalcos, Ver. 22 de marzo 2021.- Desde hace varios meses, la señora Yolanda Hernández Alemán se dedica a la venta de palomitas y chicharrones en las calles de Coatzacoalcos, para poder costear la rehabilitación de su hijo que padece de parálisis cerebral: una discapacidad que tiene de nacimiento.

Francisco Samuel Hernández tiene 5 años, nació a los siete meses con esta discapacidad, él no podía mover ninguna parte de su cuerpo, ni hablar.

Sin embargo las terapias de rehabilitación que toma lo han ayudado a estimular sus músculos; ya camina de puntitas acompañado de una andadera, sostiene los objetos con sus manos y logra decir algunas palabras.

Yo soy diabética y por eso se me adelantó mi parto, gracias a Dios ya ha avanzado él porque no caminaba, no gateaba no hacía nada y con los ejercicios, su cabecita no la sostenía, sus manos tampoco y ahorita ya avanzado como parte de los años, reveló.

Por las mañanas, él cursa el preescolar en línea por la pandemia, es un niño inteligente y dedicado en la escuela con ganas de aprender y salir adelante.

A pesar de su discapacidad, el pequeño Samuel acompaña a su mamá todas las tardes a vender las palomitas y chicharrones, caminan varios kilómetros en diferentes puntos de la ciudad, y de esta manera es como se mantienen; ya que ella es madre soltera.

En el DIF nos cobran 35 pesos y la consulta en 200 cuando le tocan cada dos meses o tres, tengo que trabajar así, ando vendiendo ahorita chicharrones y palomitas, él me acompaña, me ayuda, es mi acompañante… todas las tardes salimos a trabajar, lo que junto es para la comida, para la luz, el agua, porque no tengo otro modo de trabajar, dijo.

La crisis económica por la que atraviesa doña Yolanda no le han permitido que pueda adquirir un triciclo y una tina para bañarse, que necesita su hijo como parte de su rehabilitación.

Ahorita en el CRIC me están pidiendo un triciclo para que él pueda bajar sus pies porque él camina de punta y a ver si me pueden apoyar con eso, indicó.

Por lo que pidió a la ciudadanía que si gustan apoyarla le compren una bolsa de frituras cuando la vean en las calles.

O si alguien desea darles una donación para que pueda seguir su rehabilitación pueden comunicarse al número 921 103 68 95.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.