Conversando con Amado Cruz Malpica…1ª. Parte

 

Mi familia es mi complemento 
El candidato de Morena a la alcaldía de Coatzacoalcos habla sobre sus orígenes, su familia y sus caminos en la vida…

Coatzacoalcos, Ver. – Hijo, esposo, padre, abuelo, abogado, docente y político, son las facetas que forman parte de la vida de Amado de Jesús Cruz Malpica.
Desde su casa de campaña, acompañado de su inseparable taza de aromático café, Amado Cruz, el candidato de Morena a la alcaldía de Coatzacoalcos rememora pasajes de vida que le han marcado el rumbo y definido por qué ha sido diputado federal, local, y ahora aspira a presidente municipal de esta gran ciudad.

En este recorrido, donde ha habido tanto triunfos como fracasos, Amado de Jesús reconoce que la familia ha sido un pilar muy importante, principalmente su compañera de vida: Esther.

“Esther Mortera Zetina, es una persona que me ha acompañado de toda mi vida, tengo más tiempo con Esther que sin Esther; me flechó, me casé, fundé una familia con cuatro hijos, una mujercita y tres varones.”
Orquídea Gabriela Nayeli, Jesús I., Héctor Eduardo y Amado de Jesús, son sus cuatros hijos, los cuales cierran su núcleo familiar.

“Fuimos hijos únicos tanto Esther como yo, entonces fuimos muy apegados, evidentemente yo a mis padres y ella a los suyos; mis padres fallecieron hace un buen rato; de ella aún vive su madre por fortuna.”

¿Qué significa para usted la familia?

“La familia es el complemento que uno tiene como ser humano, es muy difícil encontrar una persona con la que uno pueda compartir la vida y desde luego acompañarse en los aciertos, los errores, con tolerancia, amor y solidaridad en todos los escenarios.”
Ante los embates de la vida familiar, se han mantenido de pie.

“Soy un ser humano de carne y hueso, creo que más de carne que de hueso ya últimamente por exceso de peso, pero hemos tenido como todos, momentos difíciles, buenos momentos y siempre ha estado la familia ahí, sin mayores variaciones por fortuna, sin mayores sobresaltos. He tenido una vida familiar feliz.”.

ORÍGENES

El candidato de Morena a la alcaldía de Coatzacoalcos es un porteño con mezcla de raíces de Oaxaca y Veracruz.

“Amado Cruz Malpica es un nativo de Coatzacoalcos, soy típico producto de esta región del istmo: mi madre era una nativa de Coatzacoalcos, mi padre era un hombre oriundo del estado de Oaxaca, y en consecuencia soy esa síntesis que caracteriza al sur de Veracruz”

Nació en 1959. Es hijo único de Margarita Malpica e Isidoro Cruz Aquino, quienes cimentaron su carácter y vocación.

“Mi padre era un artesano panadero, primero trabajó en panaderías, después lo hacía en casa y trabajó hasta muy avanzada edad, hasta los 81 años, hacía y vendía pan, se negó siempre a tener un apoyo extraordinario, en este caso, del hijo único de ese matrimonio.”

Su mente viaja a ese momento de su niñez que marcó una de sus profesiones: la docencia.
“Mi madre era maestra de educación primaria, trabajó muchísimos años en la congregación de Allende, estuvo al frente de una escuela Artículo 123, subsidiada por empresas privadas, que después desapareció; luego se pasó a una escuela del estado, donde finalmente se jubiló hasta concluir su vida.”

Amado de Jesús tuvo una etapa escolar común de una persona de Coatzacoalcos, definiéndose él mismo como un producto de las escuelas primarias públicas al estudiar la secundaria y preparatoria en la Miguel Alemán González.

DERECHO
A los 17 años, Cruz Malpica, comenzó a tejer su destino en un carril de tres caminos: la abogacía, el magisterio y la política.

¿Por qué el derecho?

El candidato de Morena pensó en estudiar Ciencias Políticas, pero la carrera no se abrió en la Universidad Veracruzana en Coatzacoalcos; tras dar clases de matemáticas, faceta que poca gente conoce, estudió la posibilidad de inclinarse por esa área, pero al final lo tenía claro: su vocación eran las humanidades.
Desde ese entonces, el aspirante a la alcaldía de Coatzacoalcos ya se interesaba por la defensa de causas humanas convirtiéndose en un reconocido y respetado abogado especialista en derecho laboral.

“No me arrepiento, la carrera de derecho es generosa, me ha permitido sacar adelante a mi familia, vivir con mediana comodidad, además, he ganado muchos amigos, también algunos disgustos por los adversarios, pero es inherente a la profesión.”

MAGISTERIO Y POLÍTICA

En 1985 se tituló con mención honorífica en la Universidad Veracruzana y enseguida hizo examen de oposición para integrarse ese mismo año como académico de la facultad de leyes de la máxima casa de estudios donde formó a cientos de abogados de la región por más de 30 años. Ahora ya se encuentra jubilado.

“Soy un docente, un viejo maestro y ahora soy un maestro viejo, ya reúno las dos condiciones”, bromea.

Con la izquierda tatuada en el corazón, para Amado Cruz Malpica la política fue inherente a su desarrollo como abogado y docente. “Yo llego a la actividad política porque decía Salvador Allende en algún momento que ‘Ser joven y no ser revolucionario es un contrasentido incluso biológico’”

Desde joven participó en diferentes movimientos de izquierda: desde Valentín Campa Salazar, hasta Andrés Manuel López Obrador, impulsado por las ideologías de los años setenta y las desigualdades sociales.

“Ahí me quedé en la zaga de la izquierda mexicana, en el Partido Comunista, me pasé al Partido Socialista Unificado de México (PSUM), al PMS, al PRD y finalmente estamos ahora en Morena.”
En esta larga vida política, Cruz Malpica, ha sido diputado federal, diputado local; trabajó como con Andrés Manuel López Obrador cuando fue jefe capitalino, fue fundador de Morena en Coatzacoalcos y ahora contiende por ese partido a la presidencia municipal de este puerto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.