¿Qué se sabe de quien tiró el pan envenenado en San Pedro Soteapan que mató a una niña de 5 años?

Mari Carmen Rosas/ Agencia Informativa Alor Noticias

San Pedro Soteapan, Ver 5 julio 2021.- ¿Qué se sabe de quien tiró el pan envenenado en San Pedro Soteapan que mató a una niña de 5 años? Nada. No hay indicio. Se desconoce el avance de la investigación. Doña Hermila, madre de los dos infantes envenenados ha sido enfática al decir que ella quiere sólo la justicia divina más allá de buscar un culpable, que sólo dios tiene la respuesta.

Hasta ahora, las autoridades no tienen sospechosos ni culpables por la muerte de Adriana, niña de cinco años que murió envenenada en San Pedro Soteapan.

Fue el pasado 24 de junio que Adriana y Jacob, de 5 y 7 años de edad, se encontraban jugando en el patio de su casa, localizaron un pedazo de pan y lo probaron.

Minutos después los niños cayeron al suelo, el pan contenía pesticida, líquido utilizado para acabar con plagas de insectos en la siembra de Maíz, café y cebollines, productos que produce la comunidad de San Antonio.

QUERÍAN MATAR A UN PERRO, MATARON A ADRIANA

Hermila, madre de los pequeños dio a conocer que vecinos intentaban envenenar a uno de los perros que cuidan la casa con ese pan, esto porque días antes habían salvado a una mascota, pero Adriana no contó con la misma suerte y murió.

El día de la tragedia la familia Hernández Gutiérrez recuerda que corrían con sus niños en brazos en busca de ayuda, pero en San Antonio no hay comunicación telefónica, no hay trasporte, no hay médicos, la esperanza era el hospital más cercano a dos horas de camino. Adriana llegó sin signos vitales.

JACOB REGRESÓ A CASA A NUEVE DÍAS DE LA MUERTE DE SU HERMANA

Jacob pudo regresar con vida a su hogar, junto a sus padres y tres hermanos a nueve días de la muerte de la pequeña Adriana.

Roberto Ramos Alor, secretario de salud, llevó en una ambulancia al pequeño hasta San Pedro Soteapan.

La comunidad se organizó para preparar los tamales que se cocieron a fuego de leña en grande pailas.

Hermila no se separó de Jacob y apenas pudo llorar sobre la tumba de su hija en Buena Vista donde yacen sus restos.

Este sábado llevaron al panteón la cruz de madera que se encontraba en el piso de barro dentro de la humilde vivienda, rodeada de veladoras y flores, sobre ella la foto de Adriana y dos de sus vestidos preferidos y coloridos adornados con encaje, trajes que utilizan las mujeres popolucas de la sierra.

NO HAY SOSPECHOSOS NI CULPABLES

Hasta ahora las autoridades no ha dado a conocer avances de la investigación a la familia, la fiscalía ni siquiera había ido a la escena donde los niños fueron encontrados inconscientes, no hay sospechosos ni culpables por la muerte de Adriana a más de una semana de esta tragedia.

La familia Hernández Gutiérrez pide justicia por la muerte de su niña, que se investigue, Adriana ha dejado un vacío en casa, su inocencia le llevó a comer ese pan envenenado y compartirlo con su hermano de aventuras.

La historia de los hermanitos que fueron víctimas de esta tragedia causó consternación entre la población que se vio la solidaridad de las personas, y todavía pueden hacer sus donativos a la tarjeta 4152 3138 0478 6510 del Banco BBVA.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.